Imagina que vas en tu auto y repentinamente te acuerdas que tienes que comprar un cartón de leche, pan y algo de fruta.

¿Pasar a la tienda a comprarlos?

Ni hablar… de hecho ya ni siquiera te tienes que bajar del coche.

Amazon ha instalado dos tiendas en el área de Seattle -de nombre AmazonFresh Pickup– para atender a este tipo de compras de último momento.

Lo único que debes de hacer es hacer tu orden en línea a través de tu smartphone, acercarte a una de estas tiendas y al llegar a la rampa, te estará esperando tu pedido.

Así de rápido.

Como decíamos por lo pronto los afortunados habitantes de Seattle son los únicos con acceso y sólo si tienen el servicio Prime. Eso si, no se cobra ningún cargo extra y tampoco hay compra mínima.

Escrito por