Uno de los errores más comunes de las pequeñas empresas es pensar que tu negocio no necesita de una página web para darse a conocer, sin embargo, te aseguramos que es un inversión que te va a rendir frutos. Por tal motivo te damos algunas razones que demuestran el por qué tu empresa necesita una página web.

Más creíble y confiable

Hoy en día, cada vez más consumidores utilizan Internet para buscar los productos o servicios que necesitan. Tu pequeña empresa se hará creíble por tener un sitio web.  Si cuentas con una página web proporcionará a tu negocio una imagen profesional que inspirará mayor confianza para tus clientes.

Ahorra dinero

Dejando a un lado el costo del diseño de la página, el precio por tener en funcionamiento el sitio web al mes es muy accesible, además que por medio de esta plataforma puede captar una mayor cantidad de público en comparación si se promocionara por medio de un anuncio de periódico.

Mantener informados a los clientes

Al ser un sitio web es más fácil actualizar la información y mantener informados a los clientes al contrario del material impreso, el cual rápidamente se puede volver obsoleto.

Accesible

Un sitio web está disponible tanto para tus clientes habituales y potenciales 24/7/365 brindándoles la oportunidad de revisar tus productos y servicios en tu tienda. Para llegar a clientes con estilos de vida ocupados , contar con un sitio web es un gran punto de venta al tomar una decisión de compra.

Promociona tu trabajo

No importa qué tipo de negocio administres, un sitio web es un gran lugar para mostrar tu trabajo. Al incluir una cartera o galería de imágenes, así como testimonios de tu trabajo, puedes demostrar lo que hace tu negocio único.

Ahorrar tiempo

Proporcionar información a tus clientes requiere tiempo, ya sea por teléfono, cara a cara, en un folleto o en los correos electrónicos. Con un catálogo en línea se puede brindar mucha información sobre tus productos y servicios. Una vez que tu sitio web esté disponible para tus clientes de forma indefinida, te ahorrara mucho tiempo.

Mejora de servicio al cliente

Tal vez vendes por ejemplo productos amigables con el medio ambiente y quisieras compartir consejos sobre cómo reciclar, o tal vez eres un contador y desea dar a tus clientes asesoramiento sobre cómo simplificar sus prácticas de contabilidad. Al incluir una página de preguntas frecuentes, añadiendo artículos o la posibilidad de subir boletines que responden a todas las preguntas de tus clientes puedes mantenerlos actualizados.

Fuente: Neothek

Escrito por