Quien trabaja como Community Manager, sabe que está expuesto a sus errores: cualquier publicación se puede viralizar en sólo minutos y echar abajo la reputación de cualquiera.

Así sucedió con la cuenta de Twitter oficial de Chivas, pues el Community Manager tuvo la ‘inteligente’ idea de tuitear luego de la eliminación de su rival deportivo, el Atlas, mofándose de ellos y dejando atrás todo sentido de caballerosidad.

Lo peor, fue que uno de los jugadores emblema del equipo, Carlos Salcido, pidió públicamente una disculpa luego del tuit, y calificó de “idiota” a quien escribió el mensaje:

Sin duda, un caso digno para el análisis y que nos arroja varias preguntas:

¿No hubo un filtro para que saliera este tuit? ¿qué proceso sigue una institución como Chivas a la hora de publicar mensajes en sus redes sociales? ¿De verdad nadie vio el grave error detrás de este tuit?

No cabe duda, la gran lección que nos deja este caso es que toda estrategia en Redes Sociales debe conllevar un procedimiento y deben haber varios filtros para la publicación de todo contenido.

Y la otra, la más importante, de manera frecuente, las empresas cometen el error de darle la responsabilidad del Community Management a la persona más inexperta, cuando quien publica un mensaje en Redes Sociales tiene una gran responsabilidad en sus hombros, ¡no puede ser cualquiera!

Escrito por