Facebook ha aprendido que los usuarios no quieren ver anuncios sobre productos y servicios en los que no están para nada interesados, y menos si la forma de mostrarse los mismos perjudican la experiencia que ellos reciben al entrar en la web.

Por lo que ha tratado de hacer que los anuncios que ofrece desde su plataforma sean más útiles y relevantes acorde a las preferencias de cada usuario, poniendo en sus manos una serie de controles.

Por un lado, se introduce nuevas herramientas de control que posibilitan a cada usuario indicar los tipos de anuncios en los que están interesados frente a los que no. A este respecto, podrán añadir o quitar intereses en las propias preferencias. Para acceder a estas preferencias, tan sólo deberán presionar el icono que tienen en la parte superior derecha de cada anuncio.

Además, también se posibilita desde ahora a que, en base a las peticiones de los usuarios, exista la posibilidad de dejar de ver anuncios pertenecientes a empresas u organizaciones que hayan sido añadidas a la lista de clientes. De esta manera, los usuarios ahora tienen un mayor control acerca de la experiencia publicitaria que desean recibir.

Y por el otro lado, Facebook ignorará aquellos bloqueadores de anuncios que estén instalados en el escritorio. La propia red social considera que algunos bloqueadores de anuncios no eran totalmente fiables al aceptar dinero de empresas para posibilitar que sus anuncios no sean bloqueados.

Escrito por