Las marcas tendrán que esforzarse más para crear estrategias que les permitan mantener a su audiencia.

En su afán por ofrecernos funciones que nos permitan el control de lo que queremos recibir, Facebook acaba de lanzar Snooze,  una función que permite evitar el seguimiento a usuarios, grupos y páginas concretos por un período máximo de 30 días.

Aunque esta alternativa parece ser una grandiosa oportunidad para que los usuarios eviten el contenido que, en determinado momento, no les interesa, también es un arma de doble filo para las marcas.

¿Por qué? Lo peor que le puede pasar a una marca es perder a los clientes que ya tenía cautivos; se trata de una inversión y esfuerzo perdidos, que, aunque pueden recuperarse, también pueden abrir paso a una ruptura definitiva de esa relación con el cliente.

¿Cómo evitarlo? La clave para reducir la cantidad de usuarios que pudieran llegar a tomar la decisión de dejar de seguirte es ofrecer a tus clientes contenido de valor, información siempre actualizada, y por supuesto, el mejor servicio.

Si quieres conocer las mejores estrategias digitales para mantener a tus clientes cautivos, ¡contáctanos!

 

 

 

 

Escrito por