Las redes sociales son una herramienta de comunicación que llegó para quedarse. Y si pueden fungir como la ventana personal de promoción para las marcas, ¿por qué no sacarle el máximo provecho, consolidándola con una campaña de publicidad que potencie su alcance?

Las principales ventajas de usar anuncios en redes sociales son:

  • Con poca inversión es posible un gran impacto en los clientes. El coste por cada clic es muy bajo comparado con otros formatos publicitarios. En la publicidad de búsqueda lo más probable es que dure unas semanas, sin embargo en las redes por lo menos un mes.
  • Se tienen más medios para segmentar y encontrar tu público objetivo, ya que se pueden crear campañas específicas dependiendo de datos demográficos y socio-demográficos, como sexo, edad, intereses, experiencia empresarial, etc.
  • Las redes sociales nos ofrecen una mayor flexibilidad de formatos de anuncios. Puede ser visual, escrito, vídeos o anuncios de textos simples y la mayoría de ellos se muestran en los mismos espacios en que interactúan los usuarios.
  • El seguimiento mediante informes de cómo avanza su campaña publicitaria o las visitas que ha recibido. Esto le ayudará a evaluar resultados y conocer a sus seguidores más fieles, para poder hacer ajustes de configuración o mejorar en campañas futuras.

Ahora que ya conocemos las ventajas, vamos a conocer en qué plataformas podemos publicitar nuestros productos y servicios:

Facebook

Los anuncios que más destacan son las historias patrocinadas o anuncios relevantes. Los anuncios pueden enlazar con páginas web, eventos o aplicaciones. Los anunciantes pueden patrocinar su actividad más relevante para sus negocios y asegurarse qué haya más personas que lo ven. La red social nos ofrece hasta nueve tipos de anuncios diferentes según los objetivos que busquemos en nuestra estrategia y amplias opciones de segmentación de la audiencia.

Twitter

Cuenta con cinco tipos de formatos a la hora de cómo anunciarse: “Interacciones con tweets” para llegar a más personas y generar conversaciones, “Clics en el sitio web o conversiones” para tratar de generar tráfico y ventas en una web, “Instalación de Apps e interacciones con Apps”, para dinamizar la promoción y descarga de apps móviles, “Seguidores” para tratar de aumentar tu comunidad y “Clientes potenciales” para captar correos electrónicos de personas que se interesen por tu oferta, inscripciones a eventos, etc.

Instagram

Permite promocionar imágenes para alcanzar una mayor audiencia, los anunciantes podrán colocar publicidad entre foto y foto de tus amigos, de momento los tipos son más reducidos y está en continúa evolución pareciéndose cada vez más en formatos y opciones de segmentación a los anuncios en Facebook.

Cada una te permite diferentes tipos de segmentación, por lo que mejora la optimización de nuestro presupuesto ajustándolo a la audiencia que más nos interesa. Así Facebook permite encontrar clientes en un radio cercano a nuestro establecimiento, filtrar por todos los datos demográficos que proporcionan los usuarios, además puedes hacer segmentos de audiencia en base a su comportamiento en la red social, Twitter, segmenta geográficamente por países palabras clave y usuarios, y al igual que Facebook permite personalización de audiencias. En Linkedin podemos segmentar por ámbito geográfico y también por todos los campos de perfiles laborales y demográficos de las biografías de los usuarios.

No sólo deben ser vistas como un entretenimiento sino también como una forma más de poder llevar tu negocio más lejos. Si aún no has hecho hueco en tu planificación de negocio a las redes sociales, ponte manos a la obra, verás cómo esta nueva forma de anunciarte te permite llevar a cabo un mejor análisis tanto de su público objetivo como de sus resultados, con una mejor focalización y por supuesto mejor rendimiento general.

También te puede interesar  ¿Tu empresa necesita AdWords?
Fuente: Servilia

Escrito por 

Privacy Preference Center