Todos sabemos que la principal fuente de ingresos de Facebook es la gran base de datos que tiene sobre sus usuarios. Y si del terreno político se trata, más de una campaña política en el mundo ha demostrado lo poderosa que dicha base de datos puede llegar a ser.

Ahora bien, si tomamos en cuenta que 6 de cada 10 mexicanos se sienten cercanos a los procesos democráticos a través de internet, resultará fácil entender que si México tiene un padrón electoral de cerca de 85 millones de personas de las que se puede asumir que 35.6 millones son usuarios de Twitter y más de 65 millones tienen habilitado un perfil de Facebook, deberán existir acciones para regular y transparentar la publicidad política online en nuestro país.

En ese tenor, Facebook acaba de anunciar mediante un comunicado en su blog, que implementará tres acciones que estrategas y ciudadanos debemos tener en cuenta:

Verificación de los mensajes y anunciantes

Serán sólo anunciantes autorizados quienes podrán publicar anuncios relacionados con temas políticos y electorales. Y con anunciante autorizado nos referimos a todos aquellos cuya identidad y ubicación haya sido confirmada con Facebook previamente.

Estas publicaciones podrán ser identificadas por una etiqueta de “Anuncio político” que habrá de estar ubicada en la esquina superior izquierda, y junto a la misma, se mostrará la opción “Pagada por” que contendrá los datos del anunciante.

Cabe mencionar que los usuarios de Facebook podrán marcar aquellas piezas que no hayan sido etiquetadas por la red social como “Anuncio publicitario”. Lo anterior, a través de una nueva opción que se habilitará dentro del menú de los tres puntos.

Archivo de publicidad

Dicha función actualmente es utilizada en Canadá y permite a los usuarios consultar los anuncios publicados por una página. Esta herramienta tiene aplicación en todas las páginas de anunciantes en Facebook, no sólo en aquellas con contenido político.  Lo más importante: se pretende que la herramienta esté disponible en todo el mundo a partir de junio.

En suma, Facebook espera poder poner a disposición de cada uno de sus usuarios, un archivo público de anuncios políticos en el que podrán buscar entre todos los anuncios políticos, las características de cada uno y el presupuesto invertido.

Autenticidad y transparencia de los administradores

Todas las personas que administren perfiles con un gran número de seguidores deberán someterse a un proceso de verificación de la red social con el objetivo de hacer más difícil que alguien administre una página a través de una cuenta falsa. Así se pretende limitar los alcances de la guerra sucia.

De igual forma, Facebook también empezará a mostrar contexto adicional a sus páginas como los cambios de nombre de determinada página.

Escrito por